domingo, 1 de noviembre de 2015

LA HINIESTA SALE A LA CALLE

Por la foto veréis que no me refiero a la salida extraordinaria del paso de palio sino  de la exposición "Hiniesta , historia gráfica de una hermandad sevillana" . No se expone en ningún club privado , no en una sala de exposiciones , no en ninguna casa hermandad . La Hiniesta es barrio , es pueblo , es calle y nada mejor que la calle para llevar a sus titulares , a su historia.

Que recuerde a ninguna otra hermandad se le ha ocurrido algo parecido en Sevilla (me dice un amigo que en Málaga sí es habitual) y pienso que hay que estar muy orgulloso y ser muy valiente para exponer en estos tiempos de correcciones e incorrecciones políticas y a ras del público su propia historia y su propio presente  con fotografías tamaño familiar que salen al paso del viandante , sea local o turístico ,para decirle : aquí estamos y esto también es Sevilla , te guste o no.
 
Me ha encantado la exposición , la he disfrutado y me he llevado muy buenas fotografías  de ella  que ,aunque bien conocidas para los que le damos al palique internauta- cofrade , se han podido ver con un detalle difícilmente apreciable por el ordenador.

Saludos y hasta la próxima ....si Dios quiere.


pd. incorporo detalles de la Hiniesta antigua para disfrute de todos y especialmente de mi amigo malagueño  :


sábado, 31 de octubre de 2015

UNA DE SILLITAS ANTIGUAS



Reedito este post para agradecer a la Hermandad de la Hiniesta los momentos vividos el pasado sábado . No fue lo mismo , el pasado no vuelve , pero a muchos de los que estuvimos allí nos hizo regresar a  nuestra infancia. 



Hay que tener por lo menos la edad de una para haber conocido una estampa que dudo mucho se volverá a repetir en semana santa : la vuelta de la hermandad de la Hiniesta por la calle Padre Manjón . Para los que no la conocen es la calle lateral de la Iglesia de Santa Marina , no la del Huerto Chico , la otra , donde hoy está la casa-hermandad de la Resurrección y que de toda la vida se ha conocido como la “casa del Cura” , sí un cura que había de San Julián con asistenta e hija que terminó reconociendo como propia en su testamento.-


Enfrente de la casa del cura estaba la de mi abuela Juana . Juanita para los vecinos , era una simpatía de mujer para las personas de la calle y un limón agrio para las de su casa . Su fachada disponía de un lugar privilegiado en la calle : su parte era la de más anchura de acera y lo que , en principio podría ser una desventaja por la cosa de que por aquel entonces cada una barría su trozo de calle y que los niños del barrio se iban allí al jugar a la pelota , para Juanita tenía la ventaja de ser el lugar donde se organizaban las tertulias de vecinas , “reunión de cacatúas” que le llamábamos cariñosamente las nietas.-


Principalmente era en verano , al caer la tarde , cuando empezaba a refrescar . Mi abuela barría su gran trozo de acera y baldeaba con un cubo el ensolado . Cuando todavía estaba mojado iba a por una silla y se sentaba en la puerta . No tardaban en venir la Amparito , la Mari , la Carmencita , la Pepita y los nietos respectivos , cada una con la silla del comedor de su casa , esas que fueron adquiridas en comodísimos plazos al ditero del barrio que por aquella época era ineludible visita mensual en cualquier hogar sevillano , y la plantaban junto a la de mi abuela y así todas a tomar el fresco.-


Los niños a jugar , pero lejos de los mayores que están charlando , y si alguno se cansa pues al poyete que para eso estaba en alto , pero que ni se les ocurriera meterse en la conversación porque eso precedía a un buen soplamocos por parte de la abuela respectiva . De lo que hablaban , de sus cosas : las goteras de la casa , la familia , que había que ver que el paquete de café costaba ya doce pesetas que a este ritmo vamos a tener que tomar achicoria …., incluso más de una vez la conversación caminaba por derroteros de intimidades de alcoba lo que siempre iba acompañado de algún mandato a las niñas para que fueran a algún sitio a traer cualquier banalidad.-


Este ritual de verano se reproducía de forma excepcional el Domingo de Ramos . Esa noche , bastante tarde por cierto , la hermandad del barrio pasaba por la calle. Un revuelo de abuelas , hijas , nietos ….y Moyano , el de la casa del rincón , que tenía amigos saeteros que se traía a su balcón y su foco que todavía me pregunto de dónde lo sacaba pero que potencia tenía para iluminar entera la Avenida José Antonio él solo.-


Las abuelas con la toquillas de lana que hacía fresco y sentadas en sus sillas a ver pasar nazarenos e insignias mientras no paraban de hablar sus cosas , los nietos incordiando a los nazarenos que a esa hora sólo querían apoyarse en los coches o sentarse en las aceras o tirarse sobre sus cirios y no dar explicaciones de porqué no tenían ya caramelos , Moyano con sus risas y sus copitas de manzanilla …..y esa espera hasta que alguien decía que el Cristo ya estaba en Santa Marina.-


Entonces nos acercábamos todos a la estrechez y se nos encogía el corazón viendo como el capataz se las tenía que apañar para que el Cristo sólo rozara con una mano la farola de la Iglesia y con otra el balcón de la casa de la Chinche , todo a oscuras , sin música , la calle completamente en silencio , la Buena Muerte bendiciendo su barrio…….hasta que llegaba a la anchura , entonces rompía la banda de música , los costaleros avanzaban y se encendía el dichoso foco de Moyano y hacer puñetas el encanto del momento . La gente protestando porque aquello deslumbraba que era un gusto , el saetero cantándole al Cristo desde la espalda , la banda que se niega a parar , el Cristo que no se para que iba muy tarde , la abuelas que ay Señor dadnos salud , los niños imitando los gestos de tocar un tambor , las madres que paréis al Cristo y así hasta la esquina de Duque Cornejo , que hasta allí llegaba la potencia del foco , revirá obligada y otra vez a las sillas a esperar a la Virgen con la que se repetía el mismo ritual.-


Hacía ya muchos años que la Hiniesta no pasa de vuelta por la calle Padre Manjón . Hace años que murieron las abuelas y Moyano , pero las casas siguen estando , ahora son propiedad de los hijos y de los nietos  y las nietas de Juanita nos juntamos todos los Domingos de Ramos para almorzar en la que fue su casa en homenaje a la Hermandad del barrio que fue . No obstante y no hace mucho , un año en que la Hermandad se vio obligada a ir de ida por la Calle San Luis , las nietas de Juanita cogieron todas las silla que encontraron en la casa de Ésta , sus maridos y sus hijas e hicieron un corrillo en la fachada de Santa Marina y desde allí , por primera y última vez y en recuerdo de las Cacatúas , vieron sentadas el transcurrir de los nazarenos de la Hiniesta .-

domingo, 2 de agosto de 2015

EL USO DE LA RÁFAGA EN LA DOLOROSA SEVILLANA II




En nuestro trabajo anterior  aporté los datos de los que disponía referente al tema correspondientes al S.XVIII . En éste publico los que tengo de los siglos sucesivos.

En el S.XIX paulatinamente se va prescindiendo de este atributo en las dolorosas sevillanas , de manera que a finales de siglo  ninguna de las titulares de hermandades de penitencia las luce ni en sus altares y menos en la salida procesional y así  Bermejo nos dice en sus Glorias religiosas que publica en 1882 refiriéndose a la Virgen del Rosario de Montensión que " “En el segundo va la Santísima Virgen sobre peana de cobre cincelada y plateada , y bajo palio de terciopelo negro bordado en oro, con varas de igual clase que la peana. La Señora viste una hermosa túnica blanca bordada , y manto de terciopelo negro con estrellas. Antes llevaba la Sagrada Imagen una costosa ráfaga de plata el manto que usaba tenía una bordadura de oro en toda su circunferencia , única entonces en Sevilla de su clase….” y a la Virgen de la O "En el segundo paso va la Imagen dolorosa de la Santísima Virgen que tiene también el título de la O , colocada sobre peana y bajo palio con caídas y varas de plata rul que costeó en 1.877.La Señora viste una hermosa túnica y manto de terciopelo , mas ricamente bordadas de oro por las Sras Antúnez. Aquella se estrenó en el año 1.878 y este en el de 1.880, y la conocimos llevar ráfagas de plata como las Imágenes de gloria , siendo entonces uno de los pasos más ricos de esta Ciudad”.


No obstante algún testimonio gráfico ha llegado a nuestros días referidos a dicho siglo , como éste grabado de la Esperanza Macarena de 1.807 firmado por Molina y que refleja el aspecto que tuvo hasta 1.859 , como la conoció Rodríguez Ojeda


Un interesante grabado datado en 1830 de la Cofradía de la O cruzando el puente de barcas nos presenta a la Virgen orlada con ráfaga , seguramente como la conoció Bermejo.







Desaparecida en las titulares de la hermandades  , sólo nos queda el caso de la dolorosa servita que no tenía hermandad , por eso su atuendo estaba "anticuado" y aún vestía a la moda de  tiempo atrás. La ráfaga la conservó y usó hasta bien entrado el S.XX donde desapareció misteriosamente , aunque se sospecha que fue vendida por el entonces párroco de San Marcos.











Tenemos que esperar hasta el S.XXI para volver a ver dolorosas ataviadas con dicho atributo , si bien no quiero dejar de publicar esta curiosa fotografía tomada en la exposición "Mater Dolorosa" organizada por la Caja San Fernando en 1988 , donde se expuso a la Virgen de la Antigua y Siete Dolores con una extraña ráfaga con la que aparece en un cuadro que también se expuso , propiedad de la institución.






 Al principio de siglo los priostes de aquellas hermandades que alguna vez la usaron , adornaron con ellas a sus titulares puntualmente  para cultos y/o besamanos  , casos de los Servitas y Mortaja , e incluso fueron tocadas con ella imágenes que nunca las usaron como el caso de la Virgen de Villaviciosa , Rocío o Rosario del Polígono de San Pablo.



































Y dejamos para el final de esta entrada  a la imagen que ha hecho suyo este atributo , la cual no sólo lo utiliza en sus cultos , sino también en su salida procesional y es que su advocación así lo pide : Nuestra Señora del  Sol .











Y hasta aquí lo que tengo sobre el tema . Ni que decir tiene que nunca cierro mis investigaciones , por eso  en cuanto disponga de datos nuevos los podré en forma de comentario. También solicito a los lectores que si conocen algún dato  que no esté aquí reflejados me lo haga llegar .

No sé si haré una tercera entrega sobre las ráfagas en las dolorosas de la provincia y de otras provincias . Por ahora lo dejo como asignatura pendiente.

Muchas gracias por vuestra atención.



Fuentes de ésta y de la anterior entrada:

1).-Publicaciones :


-Glorias religiosas de Sevilla ó noticia histórico-descriptiva de todas las cofradías de penitencia sangre y luz fundadas en esta Ciudad”. Autor José Bermejo Carballo , 1.882. Edición fascímil de 1.977 publicada por la Diputación de Actos formativos de la Hermandad de Jesús Despojado.

-"El poder de las imágenes" Diario de Sevilla , año 2.000.
- “Las Cofradías de Sevilla historia, antropología , arte” . Editado por la Universidad de Sevilla y el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla .Segunda edición . Año 1991.
-"Esperanza Macarena en el XXV Aniversario de su Coronación Canónica" Ediciones Guadalquivir 1989.
-"Anales de las Cofradías Sevillanas" de Juan Carrero Rodríguez , edición de 1.991.
-"Sevilla Mariana , repertorio iconográfico " de Juan Martínez Alcaide  , Ediciones Guadalquivir 1997.
-Catálogo Mater Dolorosa , Caja San Fernando , 1988 

2).-Exposiciones :


-Mater Dolorosa Caja San Fernando 1988.

-Exposición sobre la Hermandad de San Isidoro en Círculo de Pasión , Real Círculo Mercantil de Sevilla.Enero 2013.

3).-En la red :



-Pasion en Sevilla y Cofrades
-La Hornacina
-Miarroba.com
Otras de las que no he cogido referencia .

Mi agradecimiento a La Hachita de Zaqueo , Siervo de María y Puentiferario por sus aportaciones.


martes, 21 de julio de 2015

EL USO DE LA RAFAGA EN LA DOLOROSA SEVILLANA








A estas alturas aún me extraña que existan cofrades (o kofrades , según se mire) que aún manifiesten que la ráfaga es un atributo exclusivo de las imágenes  de Gloria y que una dolorosa jamás debería llevarla so pena de catalogarla con el terrible apelativo de "no sevillana" o de "castellana" . Sin embargo existen  datos escritos y testimonios gráficos que demuestran que las dolorosas sevillanas no solo las lucieron en un pasado en sus altares , llegando a  procesionar con ellas , sino incluso que las han utilizado recientemente para sus cultos . En esta entrada y en las posteriores quiero dar publicidad a esos datos que , aunque muchos ya los recogí en otros trabajos anteriores , estaban dispersos así como añadir otros nuevos que he conocido con posterioridad . Me ciño exclusivamente a las imágenes titulares de hermandades de penitencia de Sevilla capital , consciente de que existen maravillosas imágenes de dolorosas  en la provincia y en otras provincias cercanas que nunca han dejado de usarla y que le dan a las mismas un empaque muy especial. Recojo  en esta entrada  los datos de los  que dispongo y que corresponden al S. XVIII , dejando para una entrada posterior los correspondientes a los siglos sucesivos.





El uso de la ráfaga en la dolorosa debe de datarse a partir del S.XVIII cuando se  ponen de moda  los añadidos a las tallas tanto de Cristo como de la Virgen  y así  aparecen los sudarios de tela ,  las coronas de espina de orfebrería , los ojos de cristal ,las pelucas , las medias lunas   y las ráfagas. 

Del S.XVIII es el simpecado de la Hermandad de los Negritos donde aparece una pintura de la Virgen  ataviada a la moda de entonces (y cuya denominación es hoy controvertida , aunque tenga claro que llamarlo "de luto castellano" es un error por ser un invento muy reciente sin base histórica alguna) a la que se le añade un cáliz en sus manos y media luna y ráfaga ,todo en orfebrería.





De 1720 son las ilustraciones del proyecto del libro de Reglas de la Hermandad de la Sentencia donde se dibuja a Nuestra Señora de la Esperanza con ráfaga y media luna.








Sin precisar año , este interesante grabado de Diego de San Román y Codina que actualmente se encuentra en la Parroquia de Nuestra Señora de Consolación de Umbrete y cuyo motivo es  la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso de la Hermandad del Gran Poder  que es situada en su paso de salida   acompañada , como siempre , por San Juan y en la que luce una espléndida ráfaga aunque sin media luna.






Del mismo autor que el grabado anterior éste de la Virgen de la Piedad de la Mortaja fechado en 1751 , también muy interesante pues la sitúa sobre el que parece ser su paso procesional y donde se demuestra que también las dolorosas de misterio las usaban.






En este caso añadir que este grabado es el que en forma de azulejo puede verse en el patio del Convento de la Paz sede de la Hermandad , así como que la ráfaga se le ha añadido , incluso , a su imagen fundacional , aquella que fue hallada en tiempos pretéritos en la torre de la Iglesia de Santa Marina.





De 1788 el libro de Reglas de la Hermandad de San Isidoro donde igualmente aparece la dolorosa titular , Nuestra Señora del Loreto dibujada con ráfaga pero no con media luna .









Antes de adentrarnos en el siglo XIX hay que mencionar el caso de la Virgen de los Dolores de los Servitas , magnifico conjunto de Montes de Oca del Siglo XVIII y que perteció a la Orden Tercera Servita de Sevilla , y que no tuvo estatus de hermandad de penitencia hasta la década de los 70 del S. XX. Y es que su dolorosa ha lucido ráfaga desde que se hizo , por eso tenemos numerosos testimonios gráficos que están datados tanto en el S.XVIII , como en el XIX , como en el XX. Pongo aquí los que corresponden al siglo XVIII , dejando para entradas posteriores los demás.Como éste , también de Diego San Román y Codina datado en 1751 , aunque con dudas en cuanto a fechas 




O este otro de Francisco Gordillo  de 1773 en la que la Virgen aparece sin San Juan y  Magdalena (aunque algunos digan que son santos Servitas) , con ráfaga y media luna , escaleras apoyadas en la cruz y un corazón atravesado por siete espadas de grandes dimensiones. 





Para finalizar un grabado que corresponden a la Dolorosa de la Antigua Siete Dolores y compasión , titular de una poderosa hermandad de penitencia hoy extinguida.



Espero que os haya resultado interesantes .Continuará......

martes, 26 de noviembre de 2013

UNA MONTAÑÉS EN LA SIERRA NORTE



Decía una campaña publicitaria que todos aquellos que proveníamos de una gran ciudad deberíamos adoptar un pueblo . Hace veinticinco años que yo adopté el mío cuando por motivos profesionales tuve que vivir durante varios meses en uno de los pueblos más encantadores de la provincia de Sevilla :El Pedroso.


Por aquellas fechas , en una conversación de vecinas , me dijo  Carmen "La Víbora" (ese era el mote familiar) que la Inmaculada de la Parroquia era de Martínez Montañés. En ese momento pensé "venga ya , otra cosa medio qué que atribuyen al maestro " . Fui a fijarme en ella y la verdad , más bien me pareció una copia de la Cieguecita de alguna mano , más o menos diestra , pero quedé casi segura que no podía ser de Montañés. 
Algún tiempo después , instalada de nuevo de Sevilla , leía un pequeño libro monográfico sobre la vida y obra del más afamado de nuestros imagineros cuando veo con sorpresa que no solo la Inmaculada de El Pedroso es obra documentada de Juan Martínez Montañés , sino que el retablo donde se encontraba también lo era . Me quedé con la boca abierta ¿Qué contra hace una Martínez Montañés en El Pedroso ? ¿Cómo llega hasta allí? ¿Quien la encarga? ¿Porqué? El Pedroso es un pueblo de algo más 2.300 habitantes que nunca ha tenido ninguna familia señorial ¿Cómo pues? 
Pues resulta que aprovechando una reciente invitación que me hicieron desde el pueblo pude averiguarlo.He aquí la historia.
En el año 1561 viaja a América el pedroseño D. Diego Pérez Cabeza , reseñado en el libro de pasajeros como “menestral” (al servicio) del Virrey D.Nicolás López de Velasco. En la Ciudad de los Reyes (actual Lima) debió cursar estudios y ordenarse sacerdote . Fallecido en 1.582 dejó testamento en el que disponía una serie de pesos para ejecutar en la parroquia de su pueblo una capilla a la Inmaculada Concepción con retablo , así como establecía una capellanía para que se dieran misas ante el retablo de Santa Catalina ya existente en beneficio de su alma y de las de sus padres.
Los 10.884 pesos enviados no fueron suficientes para construir la capilla y siendo que el retablo de Santa Catalina se encontraba prácticamente destruido , se decidió encargar un retablo nuevo con la imagen escultórica de la Inmaculada Concepción y donde se instalara la tabla de Santa Catalina del antiguo retablo.
En 1606 el escultor Juan Martínez Montañés se comprometió a ejecutar dicho retablo tanto en escultura como en pintura , comprometiéndose asimismo a poner a su costa toda la madera y dirigir toda la instalación de todas las piezas y esculturas estableciéndose un plazo de ejecución de ocho meses . Se bendijo en el año 1608 según reza en el banco del propio retablo.
El retablo en sí es muy sencillo y severo , está estructurado en dos cuerpos con tres calles . El cuerpo inferior se compone de esculturas y el superior de pinturas . En el inferior la hornacina que alojaba la escultura de bulto redondo de la Inmaculada Concepción ,que ahora y por motivos de seguridad se encuentra presidiendo la Capilla Sacramental , y  el segundo presidido por la antigua pintura de Santa Catalina de la que os hablaré después porque tampoco es moco de pavo.


















La Inmaculada es una escultura de madera tallada y policromada de 1,55 de altura y constituye la primera obra documentada del maestro sobre este asunto , por lo que se considera que con ella establece el modelo sevillano que tantas veces va a inspirar a escultores posteriores y que en el Maestro tendrá su punto culminante con la Inmaculada Concepción de la Catedral de Sevilla , la cieguecita , de la que también es autor de su retablo. Martínez Montañés representa a la madre de Dios como una mujer muy joven , casi una niña , con pesados ropajes y descansando sobre una media luna con las puntas hacia arriba con un querubín cuyas alas extiende sobre la propia luna.
Como hemos dicho actualmente no preside el retablo para el que se hizo , que se encuentra en la nave de la Iglesia , sino en otro , éste de estilo  neoclásico , que preside la capilla sacramental la cual dispone de rejas  , ocupando su sitio originario una imagen de San José atribuida a la escuela de Roldán .
La Inmaculada ha participado en diversas exposiciones , pero cuando la pidió la National Galery de Londres para su exposición del barroco español no consintieron en dejarla , alegando el párroco que siempre le pedían la imagen para las exposiciones y que esta vez no iba a salir del pueblo. 












En cuanto a la tabla de Santa Catalina del mismo retablo también hay historia. Según la página oficial de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de El Pedroso parece que tenía una devoción muy grande en el pueblo y no se descarta que incluso podría haber sido en tiempos su patrona , toda vez que se comprobó que en las partidas de nacimiento del S. XVI había muchas pedroseñas bautizadas con el nombre de la santa.
Cuando se hizo el retablo , se instaló en su cuerpo superior  la pintura de Santa Catalina , figurando a ambos lados los oleos sobre tabla de S.Pedro y S. Diego de Alcalá que se han atribuido a la mano de Francisco Pacheco , amigo y colaborador de Montañés , toda vez que éste no pintaba . En la conservación de la tabla de santa Catalina estuvieron listos los pedroseños pues resulta que la misma es de Hernando de Sturmio , pintor holandés que se  instaló en Sevilla en el año 1537 y que es autor de las tablas de Santa Justa y Rufina y de Santa Catalina y Santa Bárbara de la Sacristía de la Catedral de Sevilla.
A la pintura de Santa Catalina se la tenía por perdida desde hacía mucho tiempo y ello a pesar de tener constancia de su existencia y que la misma era "de buen pincel" . Durante mucho tiempo nadie sabía qué había pasado con ella . Hasta que apareció . ¿Y dónde estaba? Pues en ningún sitio , estaba en el mismo retablo  solo que oculta por un cuadro del S. XVIII con la Virgen de Guadalupe , descubriéndose cuando el retablo fue restaurado por Enrique Hernández Tapias en el año 1991. Hoy la tabla de Santa Catalina luce espléndida en el retablo de Montañés y el cuadro de la Virgen de Guadalupe , de bastante menos valor artístico , luce también espléndido en el muro del lado del evangelio . 




Tabla de Santa Catalina  de Sturmio



Cuadro de la Virgen de Guadalupe 



Siendo las obras analizadas de lo más valioso que conserva la Parroquia de Nuestra Señora de Consolación de El Pedroso , no son las únicas obras de arte de consideración que atesora la misma. Pero esa es otra historia y la dejaremos para otra ocasión.


Fuentes :
enriquehernandeztapias.com
fotosistambul.com
elcorreoweb.es
sevillapedia.wikanda.esr
rafaes.com
ccoo.es
elpedroso.es
Cuadros informativos en la Parroquia de Nuestra Señora de Consolación de El Pedroso.
Fotografía :
De la cabecera de miarroba.com
Del pueblo de casaruralsevilla.com
El resto propias